Frases que nos hicieron muy felices cuando eramos chamos

decisiones de cuando eramos chamos

Frases que usábamos cuando eramos chamos

  • Cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico… “Tin Marin de Dos Pingue… Tutara maca, titere fue…”
  • Cuando se podían detener las cosas con un simple…”No se vale” o “¡Taima!”.
  • Cuando los desempates se resolvían a partir de un “piedra, papel o tijera”…
  • Cuando el elegir algo se basaba en un “pares o nones”… “un, dos, tres, ¡ya!”
  • Cuando los errores se arreglaban diciendo simplemente…”¿Empezamos otra vez?”
  • Cuando el peor castigo y condena era que te hicieran escribir 100 veces… “No debo…”
  • Cuando le mejor parte de un cumpleaños de un amigo comenzaba con la canción… “yo te daré, te daré una cosa, una cosa que empieza por P, paliza” (con su respectiva sala)
  • Cuando para salvar a todos los amigos… bastaba con un grito de…”Por mi!… Un, Dos, Tres por mi y por todos!”
  • Cuando descubrimos nuestras habilidades, a causa de un…. ¿A que no haces esto?
  • Cuando lo único que nos hacía correr como locos era la frase… “El último es un bobo”
  • Cuando nos quedábamos quietos como estatuas con un simple toque y la palabra mágica “La Ere!” (en la versión de la ere paralizada)
  • Cuando ese queridísimo golpe que le dábamos a nuestro amigo mas cercano, era con la frase….’Pásalo”
  • Cuando el grito “Guerra !!” sólo significaba arrojarse tizas y taquitos durante las horas libres en clase…
  • Cuando las frases “la tengo”, “no la tengo” era el día a día de cambiar barajitas
  • Todas estas simples cosas… nos hacían felices, no necesitábamos nada más….

    Y ustedes… ¿qué otras frases los hacían felices cuando eran chamos y chamas?

    Gracias a Ismael Casares Ramos por enviarnos parte de este artículo

Paul Newman ha fallecido

paul newman
Paul Newman ha fallecido la madrugada del 27 de septiembre en su casa a los 83 años de edad víctima del cáncer de pulmón que se le diagnosticó hace meses. El actor abandonó el hospital hace unas semanas alegando que quería morir en su hogar acompañado de sus seres más queridos.

Newman fue uno de los grandes actores salidos de la escuela del Actor’s Studio. Sus mejores actuaciones se dieron entre finales de los años cincuenta y principios de la década de 1970, marcado por El odio (1956), El largo y cálido verano (1958) o La gata sobre el tejado de cinc (1958). Ganador de tres premios Oscar, uno de ellos honorífico, y nueve nominaciones, el actor trabajó en casi 60 películas y dirigió seis largometrajes

Paul Leonard Newman nació el 26 de enero de 1925 en Cleveland, en el estado de Ohio, en una familia de clase media acomodada. Su padre, descendiente de judíos alemanes, era socio de una tienda de deportes; su tío, poeta y periodista, fomentó su vena artística. Su madre, una inmigrante húngara que llegó a Ohio a los cuatro años, le inculcó el interés por los libros, la música y el teatro. Newman, tras estudiar en la elitista Universidad de Yale, pasó por el Actor´s Studio de Nueva York, donde coincidió con Brando y Dean, con los que se le compararía con frecuencia.

Paul Newman ha sido nueve veces nominado al Oscar de la Academia como actor. Su Oscar conseguido por el film “El Color del dinero” de 1986 llegó un año después de que recibiese el Oscar honorífico por sus “múltiples y memorables interpretaciones en pantalla”, y el actor reconociese perder la esperanza de obtener uno “de verdad” por una sola interpretación. Vivió épocas de gloria y su nombre quedó impreso en la memoria colectiva con su protagónico en Butch Cassidy (1969) y The Sting (1973), al lado de Robert Redford.

Aquejado de un cáncer de pulmón desde principios de 2008, se sometió al tratamiento de quimioterapia, el cual no fue efectivo. Paul Newman tomó la decisión de pasar sus últimos días junto a su familia, hasta su fallecimiento, ocurrido el 26 de septiembre de 2008

TENTE, la competencia de Lego

tente catalogo

Recuerdan el TENTE. el juego de construcción con piezas de bloques similares al LEGO que fue muy famoso durante los ochentas. TENTE fue una línea de construcción de juguetes española creada en el año 1972 por la empresa EXIN, cuya sede se encontraba en Barcelona, y dejó de fabricarse en 2007.

Desde su aparición en el año 1972, Tente se convirtió en el juego de construcción por excelencia tanto por su planteamiento como por el aspecto pedagógico que aportaba. Con este juego se podía construir un atractivo y completo mundo, estimulando la imaginación y sobretodo la psicomotricidad de los pequeños. Series como “Mar”, “Astro”, “Ruta”, “Scorpion”, “Aire”, “Roblock” o Titanium” formaban el casi infinito mundo de Tente. Mi serie favorita era la de los barcos, especialmente la de los portaviones.

Una de sus principales diferencias con LEGO era que las piezas de TENTE tenían un orificio central que permitía conectar piezas de una forma única. LEGO llegó a demandar a EXIN por utilizar un sistema similar al que habían inventado ellos. Los TENTE eran más fáciles de construir. Una de las cosas malas del TENTE era que no tenía un catálogo de modelos tan extenso como el LEGO.

Aquí pueden ver el catálogo del año 1977 de Tente. Allí podrán apreciar los modelos más vistos durante los ochentas

Gracias a Crónicas de Caramacas por enviarnos la pista y fotos de este inolvidable juguete.

Y ustedes… ¿jugaron con el TENTE?

Libro de Ciencias de la Tierra de quinto año bachillerato

libro de ciencias de la tierra

Otro libro clásico en el bachillerato fue el Libro de Ciencias de la Tierra de Christian Cazabonne y Alberto Siyoli de ediciones Eneva. Este libro era un texto fijo en la lista de libros de quinto año de bachillerato (o segundo año diversificado) desde hace muchos años. Realmente el libro se titulaba Introducción al estudio de las Ciencias de la Tierra.

Ciencias de la Tierra son el conjunto de las disciplinas que estudian la estructura interna, la morfología superficial y la evolución del planeta Tierra (Geografía). Antes de llegar a quinto año de bachillerato solo sabíamos que las rocas se dividían en ígneas, sedimentarias y metamórficas. Con este libro aprendimos cosas bien interesantes tales como las formaciones geológicas venezolanas, la Geología del Escudo de Guayana, qué son las Depresiones, qué son las Fallas, qué es la Geología química, qué es la geología petrolera, etc.

Este libro también nos trae el recuerdo de los experimentos que se hacían en el laboratorio de Ciencias de la Tierra con un poco de piedras y minerales raros. Supongo que el libro también traerá recuerdos de profesores piratas que dieron clase de esta materia ya que conseguir alguien especializado en esta materia era difícil. Y ustedes.. ¿estudiaron con este libro?

Gracias a Elder Gomez por publicar esta foto en Facebook

Báscula o Pesa de Farmacia de los setentas y ochentas.

pesa de calle

Esta joya arqueológica que ven aquí es una báscula de peso típica de los setentas y ochentas. La de la foto se encuentra en el Centro Comercial Unicentro El Marqués en Caracas. También hay otra en el centro comercial Chacaito en Caracas.

Los que fuimos chamos en los setentas y ochentas recordaremos estas básculas porque además de darnos el peso tenía un dispensador de chiclets tipo bolibomba. Cuando acompañabamos a nuestra mamá a la farmacia y veíamos este báscula nos poníamos como locos para que nos dieran 1 moneda (1 medio, 1 real o 1 bolívar) para activar la báscula y así obtener el tan preciado chicle. Creo que el peso era de lo menos importante para nosotros en aquel entonces.

Y ustedes… ¿Alguna vez utilizaron está báscula para pesarse?

Gracias a Rafael Alfredo Márquez Gil por subir esta foto al Facebook

Meridianito y Síntesis: las revistas de Meridiano en los 80

meridianito y sintesis
Recuerdan las revistas infantiles Meridianito y Sintesis. El bloque de Armas en los ochentas decidió sacar con el periódico deportivo Meridiano un grupo de revistas que fueron muy populares en la época. Los viernes salía el Meridianito para colorear, los sábados la revista Síntesis y los domingos la revista Meridianito.

Recuerdo que los sábados y domingos me levantaba bien temprano para ir al kiosko y comprarme el Meridiano con sus respectivas revistas. Algunos de nosotros cuando eramos chamos coleccionamos bastantes números de estas revistas hasta que un buen día nuestros padres decidieron echarla a la basura. Suerte de aquellos que todavía la tienen.

Meridianito para colorear era la revista enfocada para los más chamitos. Salía los días viernes. Era la más delgada en hojas de las 3 revistas. Realmente se trataba de una colección de dibujos simpáticos para colorear y de tutoriales de manualidades. Creo que había una sección donde se publicaban los dibujos enviados por otros niños

Los sábados era el día de la revista Síntesis (mi preferida). El slogan de la revista era “Sintesis: la revista del estudiante”. Esta revista era para chamos de últimos años de primaria y primeros de secundaria. La revista estaba compuesta por artículos, biografías, noticias, fotos, curiosidades, crucigramas. Hacían mucho incampie en la historia de Venezuela y en las ciencias.

Los domingos era el día de la revista Meridianito. Una revista que combinaba artículos con jueguitos, chistes, tutoriales, dibujos y tiras cómicas. En la portada de la revista siempre salía el muñeco Meridianito que hacía de Mascota. Aún sale el Meridianito pero ni la sombra de aquel que nació en los 80.

En la actualidad este tipo de revistas no tendría ningún éxito. Toda la información que se encontraba en Sintesis o Meridianito ahora se encuentra en internet a un solo clic. Esa costumbre de ir a comprar el periódico emocionado por averiguar que cosas nuevas traía nuestra revista infantil se ha perdido.

Por último queremos agradecer a Fernando Rodríguez de Valencia – Venezuela que siempre nos manda material nostálgico de calidad. Mil gracias por enviarnos este recuerdo…

Locha | Historia de la Locha en Venezuela

locha

La locha es el nombre con el que coloquialmente se le llamaba a la moneda de doce céntimos y medio que se acuñó desde 1896 hasta 1969 en Venezuela.

Al parecer, la locha era producto de la costumbre europea de dividir las unidades monetarias en medios, cuartos y octavos. El octavo de bolívar era la locha. En estos tiempos y desde hace muchos años, las sociedades manejaban sus monedas con medidas del sistema métrico decimal. El centavo, que era la veinteava parte de un bolívar, era la centésima parte de un fuerte o cachete.

La locha, en tiempos de cuando eramos chamos, era moneda de amplio uso. El pasaje de autobús costaba una locha. No solo había panes de a locha sino que también los había de a centavo. Una melcocha, un helado y muchas otras granjerías también se adquirían con esa moneda. Una locha de queso blanco era cantidad abundante para llenar un pan de a locha y tener una magnífica merienda.

La locha se emitió en 4 diseños diferentes desde 1896 hasta 1969. Posteriormente, en 1971, en un afán de racionalidad, se acuñó una moneda de diez céntimos que recibió por el pueblo la denominación de “locha mocha”.