Del Walkman al iPod

Hoy en día es imposible pensar que no podamos llevar con nosotros la música que más nos gusta, pero a principios de la década de los 70 eso era impensado. Cuantas tardes no disfrute junto a mi tocadiscos escuchando la música que hacía que pudiera aislarme en mi mundo por un tiempo y pudiera tranquilamente escuchar sin preocuparme de nada más.

Como muchos tuve una colección enorme de estos casetes y en ellos estaban los más variados géneros de música, y pensar que en pocos años la evolución de como escuchábamos la música cambio de manera tan radical. Y es por eso que quería escribir este artículo, para recordar esos dispositivos que muchos tuvimos en nuestra infancia y/o adolescencia, y como en la actualidad tenemos la música no solo en los reproductores de sonido portátiles como el IPod, sino que además tenemos los dispositivos celulares que poco a poco se han transformado en un centro multimedia. Comencemos entonces por este viaje a través de la historia.

  • El Walkman: Este dispositivo fue inventado por Andrea Pavel en el año de 1972, este dispositivo que el bautizo como “stereobelt” no tuvo el éxito que el espero, fue hasta 1979 donde Sony saca a la venta el Walkman modelo TPS-L2 cuando la popularidad de estos dispositivos se disparó a nivel mundial. A pesar de su alto precio (150 $ para la época) este aparato fue un éxito, ya que apoyado en una fuerte campaña de Marketing nos prometía una movilidad y calidad de sonido nunca vista, poseía casi la misma calidad de los reproductores de discos de vinil de la época, pero al usar los casetes lograba que pudiéramos llevarlos a todos lados. El Walkman fue evolucionando con los años, y además de permitir el uso de cintas que tenían una mayor duración (en un principio era de 80 minutos) se le agrego la radio y la capacidad de grabar voz, sistema dolbyB, antishock, etc. Estos dispositivos fueron fabricados hasta el 2.010.

  • Discman: En 1984 sale al mercado un producto que sería el llamado a sustituir al rey de aquel momento (Walkman), Sony saca el Discman D-50, un reproductor de discos compactos (CD) que permitía llevar mayor cantidad de canciones en un solo disco, y que evitaba que el usuario tuviera que cambiar de lado la cinta para seguir escuchando su música. Este dispositivo fue un éxito en el mercado, el único problema que tuvieron fue su alto consumo de baterías lo que hizo que al principio no fuera el éxito comercial que fue el Walkman. Sony saca en 1992 un reproductor que usaba los MiniDisc, pero esto no tuvo la aceptación que se esperaba, a pesar de ser más pequeño que los CD y con una mayor capacidad de almacenaje se tuvo que descontinuar.

  • Mp3: En 1998 aparece en el mercado el primer reproductor de archivos de MP3, el modelo Mp Man F10, de la mando de la empresa coreana Sehan Information System, este dispositivo no fue bien recibido por los consumidores ya que su diseño no estaba a la altura de los gustos del mercado y además poseía una escasa memoria interna (32 MB) en la cual solo podías guardar un máximo de 10 canciones, y su precio era muy alto si lo comparábamos a los reproductores de CD portátiles que ya contaban con la capacidad de leer este formato de audio. Pero esto abrió las puertas a un invento que marco un antes y un después de como escuchamos la música.

  • IPod: En el año 2001 sale al mercado lo más nuevo de la empresa Apple y nos referimos por su puesto al IPod. Este reproductor rápidamente fue ganando espacio en el mercado de los dispositivos para escuchar música, gracias a su diseño innovador, su capacidad de almacenaje (en un principio 5,10 Gb) y su autonomía de batería, este reproductor cambio por completo el mercado de estos dispositivos y aunque muchos trataron de competir (como ejemplo está el Zoom de Microsoft) no lograron quitarle el sitial de honor que hasta hoy tiene. Con el tiempo fueron apareciendo nuevos modelos de este reproductor, y ampliando cada vez más la memoria de los mismos.

 

 

9 comentarios en “Del Walkman al iPod”

  1. Faltó el Minidisc entre el Discman y el Mp3… no fue muy popular, pero conocí a varias personas que lo tuvieron aquí en Caracas, y la calidad de sonido era realmente excelente. Lamentablemente yo no tenía dinero para eso y llevaba un discman Sony (además la piratería de cds estaba en su punto mas alto y habían como 50 buhoneros de cds en cada cuadra, así que variedad musical no te faltaba).

  2. También los celulares tienen como aditamento reproductor MP3, de hecho, muchos smartphones de Android tienen una aplicación llamada Google Play Music.

  3. Recuerdo cuando me regalaron un Walkman, era amarillo de estos deportivos que saco la Sony, ya no eran tan avanzados, creo incluso que estaba empezando a salir el CD ya, pero yo podia pasar toda una tarde pegado a la radio de la casa, sintonizando emisoras para cazar las canciones que me gustaban y disparar el boton rojo de REC para que se grabaran en un Cassette que tenia para eso, luego lo ponia en mi Walkman y podia pasar semanas escuchando el Cassette hasta que me fastidiaba y tenia que actualizarlo con la radio. Hace poco encontre uno de esos Cassette y lo puse, la calidad del audio era malisima, se escuchaban las introducciones y/o los comentarios que hacian los locutores al final de la cancion, pero de verdad que para mi en esa epoca era lo maximo. Este Cassette que encontre tenia la Changa Africana todo un clasico. Luego al tiempo me compre un disckman usado, pero fue un fracaso, los CD eran caros, si ibas caminando las canciones brincaban, despues salieron los antishock para que esto no pasara.

  4. aun tengo mi walkman en funciones con cassettes de recopilaciones modernas de los 80s que compraba en el mercado.. como pasa el tiempo!!

  5. Yo era fanático del buen sonido, y minucioso tratando de obtenerlo. Antes de grabar un LP en un cassette chequeaba los niveles VU en la grabadora para sacarle el máximo sonido a la grabación. En esa época sin internet y sin Amazon después que grababa todos mis discos, me iba de casa en casa de mis amistades con mi grabadora en mano para grabarles sus discos para mi colección. Gasté gran parte de mi juventud en eso. Hoy en día todavía uso los LPs (aunque ahora no los grabo, solo los escucho en el tocadiscos), los CDs, los iPods, pero también YouTube, Spotify y IheartRadio. Tengo un Walkman al igual que una radio AM/FM Sony guardado por más de 15 años (cuando los iPods lo hicieron definitivamente obsoletos) en el baúl de los recuerdos. No creo que los cassettes vayan a tener una resurgencia como la de los LPs que hoy en día están en demanda mientras que los CDs pierden mercado. No sé cuál será el futuro de los iPods pero creo que al igual que los CDs se mantendrán en vigencia aunque con limitado número de modelos y poca demanda.

  6. Recordar es vivir. Yo tuve varios Walkman, pero no Sony sino de otras marcas chinas que cumplían su función, amasé una buena colección de cassettes que aún conservo intactos, la última vez que pude escucharlos pude dar cuenta de su excelente calidad de grabación, está pendiente comprar otro aparato -que ya están obsoletos- para no perderlos, tengo grabados por mí, grabado por minitecas y originales, el último creo que es de Fey; nuestra generación ha visto la vertiginosa evolución de los equipos de sonido, se les olvidó comentar, ademas del MP3 -el formato dio nombre al aparatito- el MP4, que también reproduce vídeos. Los celulares mataron todo eso: tocadiscos (“picó”). discos, CD, cassettes, MP3, MP4, Walkman, Discman, Cámaras fotográficas y un largo etcétera.

Deja un comentario