La patineta de cuando eras chamo

patineta ochentas venezuela

Hablar de la patineta de cuando uno era chamo es hablar de esos juguetes que nunca se olvidan, de los que te traen más recuerdos. La bicicleta y la patineta son 2 de las cosas más difíciles de olvidar de nuestra infancia.

Nuestra primera patineta. No recuerdo cómo llegó a casa, si fue heredado, regalado o comprado. El caso es que cuando llegaba esa época del año en que se ponía de moda todos los chamos de la cuadra salían a la calle con la patineta. En aquella época no era peligroso ir al parque o la plaza a patinar.

Algunos usamos la patineta de un hermano o primo para probar. Aunque no supieramos mantener el equilibro con la patineta y nos dieramos tremendos raspados en la rodilla, siempre era divertido.

No era nada fácil su manejo pues las ruedas de la patineta de esa época eran muy inestables. Al final siempre acababas sentado en él y tirándote por alguna cuesta medianamente pronunciada. Esa forma de jugar con la patineta era un poco más segura.

Recuerdo que algunos tenían su patineta de madera. La mía era verde manzana. En esa época eran de un solo color. Un color que siempre era chillón (amarillo, verder, naranja). Algunos le poníamos calcomanías para personalizarlas y adaptarlas a nuestro gusto.

Recuerdo que además le daba un uso casero a la patineta en casa. Simulaba ser un tranporte para mis muñequitos de las guerras de las galaxias. Recuerdo ese ruidito tan sabroso que hacía las ruedas cuando las movías con las manos deprisa. Que recuerdos tan buenos

Y ustedes, ¿Qué recuerdan de su primera patineta cuando eran chamos?

 

11 comentarios en “La patineta de cuando eras chamo”

  1. Mi patineta tambièn fue verde y las ruedas eran del mismo color, cada cierto tiempo le pedia prestado a papa un par de llaves para ajustarle las tuercas y el aceite para lubricar las rolineras. Dios, cuantas caidas y raspones!! Recuerdo que una manera usarla era colocando un paño sobre la patineta y alli apoyar la rodilla. Nunca aprendì esas maniobras que hacen los “skeatboristas”, sin embargo me diverti muchisimo.

  2. Mi primera patineta me la regalaron en 1979, era azul y angosta, plástica y algo difícil de maniobrar. Luego en 1981 me dieron una de tabla de fibra de vidrio con ruedas de kriptonita. Nunca hice grandes acrobacias, pero me divertí un montón lanzándome por las empinadas calles de mi San Cristóbal

  3. No se acuerdan de las patinetas de los Simpsons o de las Tortugas Ninja que tenian un aparato al frente que si le pisabas un boton hacia sonidos y se prendian unas luces.

  4. mi papa nunca le gusto que me montara en patineta y de hecho cuando me regalaron una en mi cumpelaños puso el grito en el cielo pero al fin me dejo usarla pero a la primera mala nota me la quitaba y no la volvia a ver en un tiempo

  5. Yo tuve dos, una era “chimba” en cuanto a marca, pero muy buena!, la otra era d marca,la cual tenia elevadores, ruedas kriptonita, frenos adelante y atras, y una pelicula antiresbalante q era como una lija.., y me di matadas en esas bichas hasta mas no poder!!., las alternaba con unos patines franceses q me regalo mi papa una navidad marca “Vitesse”, q eran arrechisimos para la epoca, excelentes y q jamas volvi a ver!.., con esos casi me mata un carro por las torres del Silencio, Yo vivia frente al bloque 4 del mismo Silencio y echaba vaina con patinetas y patines por todos los bloques y sus cercanias, hasta ese dia…, el carro estaba parado en semaforo, yo vi q cambio la luz, acelere para pasar, el carajo del carro me vio venir me imagino q aunque tenia luz verde no arranco porque me vio venir rapido, Yo calcule q el arrancaria y pasaria por antras de el, y al ver q no arranco, no pude frenar y me estrelle contra la capota.., me parti la frente, el señor se bajo blanco como un papel!, yo quede loco del coñazo, me incorpore, me limpie la sangre q no era mucha, me monte en mi vaina otra vez, y me fui pa mi casa.., agradezco a Dios y al señor q no arranco el carro..

  6. recuerdo la patineta de mis hermanos y mis vecinos, eran unas de madera, grandes, sin ningún color (no, que recuerde) y con esas nos lanzabamos por una calle empinada, esperabamos que pasaran los pocos carros que circulaban por allí y nos turnabamos para lanzarnos (sentadas las niñas, los varones más arriesgados hacian el intento parados) pero siempre terminabamos lanzados fuera de la patineta y con las rodillas ensangrentadas y negras del pavimento, y aun así nos peleabamos por el turno. Eso era en época de vacaciones cuando nos juntabamos toda la banda de la zona. En esa época había mucho respeto de los adultos, por la diversión de los niños; y los juegos eran cosas de niños, los adultos no intervenían para dar ni su visto bueno o ni su crítica, simplemente era diversión. Hoy en día, lo veo como algo valiente de nuestras partes porque aún me pregunto como nunca terminamos con la cabeza rota o sin dientes, porque por los carros si que eramos precavidos pero por lo empinado de la calle, pues Dios nos cuidaba jeje.

  7. Tuve una con ruedas Bones tabla de madera normal y los truck(no me acuerdo como se llamaba), y recuerdo que la mas buscads eran las kriptonitas. Pero con las mias les daba pela, no lanzabamos por una bajada, también tuve carretetilla hecha de madera por mi mismo con 4 rolineras (que época). Por cierto no tendria ni 10 años y fui a comprar las ruedas a sabana grande desde coche, y llegue despues de las 9 y mis padres habian llamado a la policia. Que pela me dieron

Deja un comentario