¿De dónde viene la frase “El que se fue a Sevilla perdió su silla”?

el que se fue a sevilla

Existen una serie de frases que usamos desde hace muchísimo tiempo  y que no sabemos de donde provienen. Cuando era chamo usaba muchísimo estas frases y quise hacer una referencia al origen de la que más usaba. Esta frase es “El que se fue a Sevilla perdió su silla”.

Esta frase o dicho proviene de un hecho histórico específico. Esto ocurrió durante el reinado de Enrique IV (1425-1474), rey de Castilla. Durante su reinado surgió el enfrentamiento entre dos arzobispos, Alonso de Fonseca el viejo, y Alonso de Fonseca el mozo, ambos familiares, siendo tío y sobrino respectivamente.

En el año de 1460 fue nombrado arzobispo de Compostela el sobrino de Don Alonso de Fonseca el viejo, quien regentaba el arzobispado de Sevilla. El reino de Galicia se encontraba revuelto en aquella época y Alonso de Fonseca el Mozo, le pide a su tío que para componer la situación y recuperar la sede Episcopal. El viejo acepta la solicitud y en su ausencia el puesto era ocupado por el Mozo en Sevilla.

Don Alonso de Fonseca logra restablecer el orden y la paz en la hasta ese momento revuelta Diócesis de Santiago. Y al volver a Sevilla para recuperar su puesto se consiguió con la sorpresa de que su sobrino no quería devolverle la silla Arzobispal que temporalmente regentaba.

Las diferencias entre el Viejo y el Mozo genero un gran revuelo y se tuvo que recurrir a una ordenanza papal, la intervención del Rey Enrique IV y al ahorcamiento de varios partidarios de los Alonso de Fonseca.

Es por eso que se dice que la salida de la ciudad hace que pierda sus privilegios.

2 comentarios en “¿De dónde viene la frase “El que se fue a Sevilla perdió su silla”?”

Deja un comentario